Seguidores

jueves, 12 de noviembre de 2009


Dios! arranca de mí el hilo de humo de su recuerdo,
que se borre toda idea de ilusión de su presencia.
Fulmina todo pensamiento que
me lleve a delinear su silueta en
mi memoria.
Y erradica para siempre su nombre de mi mente
y toda esperanza o deseo
de volver.

4 comentarios:

Genín dijo...

¡Si por favor hazlo!
Pareciera que componiendo el poema me hubieran leido la mente!
Besos y salud

Buscador de buscadores dijo...

Desgraciadamente las astillas sólo desaparecen cuando viene otro a quitarlas...

Un abrazo.

PARISINA01 dijo...

Hola Genin, creeme que me perdi, pero no entendi lo que me quisiste decir, pero no me hagas mucho caso
que con lo alta que traigo esta diabetes en estos dias pareciera como si estuviera un poco en el aire, o medio borracha sin beber.

te agradezco la visita, saludos

PARISINA01 dijo...

ja ja ja ja, eso crees? buscador, pues creo que esta se quedara dentro, jajaja,

Gracias por venir