Seguidores

martes, 6 de octubre de 2009

Historias y Cuentos.


Hace ya cierto tiempo explique que nosotros los Dominicanos, nos encanta contar cuentos, sobre todo en nuestros campos, quizás porque el entorno es mas propicio para esto, y porque hay menos cosas que hacer para divertirse. Es una forma de compartir en grupos, de matar el tiempo, como dicen, ya que estamos en el mes de octubre, he decidido publicar algunas de las mas populares.
Hoy voy a relatarle la historia del taxista de Bonao
Según cuentan Ramón era un taxista de Bonao, por lo general no trabajaba de noche, pero ese día encontró unos clientes que le pidieron que lo llevara a Villa Altagracia, ya eran las 5 de la tarde, pero pensó que si se daba prisa regresaria de día, total que ir y regresar le tomaría aproximada mente una hora y media mas o menos. Así que arranco para Villa...
Las personas que llevaba eran 3 un hombre y dos mujeres, iban tomando alcohol , y llevaban caras de fiesteros.

-Oye chofer ponte una bachatica, por favor, esta noche se va a beber, es mi cumpleaños, dice el tipo mientras besuquea las dos mujeres. Voy para donde mi mama, que me esta esperando, quiere darme su bendición en mi cumple, pero la fiesta es para acá, si te animas, te quedas con nosotros un rato, te tomas un trago y nos regresamos contigo, y te pagamos el tiempo de espera.

Bueno el chofer pensó que era mejor esperarlo y tener un servicio para el regreso, que devolverse vacío, así que se integro a la fiesta, comieron, bebieron y las horas pasando; a eso de las dos de la mañana le dice el tipo al taxista: Oye mano, mi mama no quiere que me vaya, así que te pagare y te puedes regresar.

Aquello le cayó como un cubo de agua fría al taxista, que aunque se había tomado unos trago, le susto tener que hacer ese camino solo a esa hora. Pero no le quedaba de otra, así que se dispuso a regresa, puso la radio para sentirse acompañado.

Sentía sueño a causa del cansancio y de los tragos, pero sabia que tenia que mantenerse despierto.

Trato de tararial la canción que sonaba, cuando de repente, próximo a la Cumbre una silueta de mujer le pide parar... Que bueno, pensó, así ya no iré solo.
Voy para Bonao, me puede llevar? -Claro respondió, el aliviado de no tener que hacer solo lo que le faltaba de camino.
Solo que no podre pagarle hasta mañana, exclama la mujer.
- No se preocupe, respondió el chofer; lo que me extraña es encontrármela en medio de la noche, en medio de la nada y sola...
- La mujer no respondió, ni tampoco volvió a pronunciar palabras hasta que llego a su destino,
-Venga mañana en la mañana y le pagare.
El taxista espero que entrara a la casa y luego se fue.
Al día siguiente se dispuso a pasar a cobrar su dinero, así que se dirigió a la dirección donde había dejado la mujer la noche anterior.
Toco a la puerta... Le abrió un señor de unos 60 años.
-Buenos días señor, vengo a ver a una señora que traje anoche, ella me dijo que regresara hoy a buscar el dinero. ¿Y como se llama esa señora? pregunto el dueño de l casa. - pues no lo se no se lo pregunte. - pero mire usted, es una joven mujer de unos 25 años, alta, con el pelo negro.
De repente el taxista mira hacia la sala de la casa y ve en una mesita el retrato de la mujer, y exclama, mire... mire... es ella.
El hombre se queda mirándolo al taxista y dos lágrimas ruedan por sus mejillas, suspira y responde.
¿Cuanto le debo? Pero señor, se supone que es la señora que debe pagarme.
Entonces el dueño de la casa le responde: Mire señor, esa que usted ve en esa foto es mi hija, hace diez años murió en un accidente en las proximidades de la Cumbre, desde entonces trata de regresar a casa.

9 comentarios:

Magdelyn dijo...

Buena historia para contar en una fotogata de un campamento

Magdelyn dijo...

fogata

Cris dijo...

En Argentina, en el campo también se acostumbra a contar esta clase de cuentos, a la noche y después de escuchar algunos, no te animás ni a abrir la heladera.
Un beso

Selu dijo...

No hay cosa más grande, para mi manera de pensar, que esos relatos o cuentos, que nacen de la sabiduría popular. Me alegro de haber llegado acá. Saludos y suerte.

PARISINA01 dijo...

Gracias Mag, creis y salu por sus visitas y comentarios, un saludo cariñoso a todos.

Buscador de buscadores dijo...

Escalofriante y triste.
Gracias por compartirlo.

Un abrazo.

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola,

Escalofriante historia, me cuidaré de viajar solo y de noche.

Abrazos.

amor y libertad dijo...

me he estremecido todo al final

un beso

Keseyoke dijo...

me dio un friito en el estogamo...si es-to-ga-mo