Seguidores

miércoles, 22 de abril de 2009

Cuentale amiga, cuentale.


Sí querida Sonia, querida hermana créeme que te entiendo, perdona que te comente esto por esta vía, pero no consigo tu dirección y sé que lo leerás. Disculpa si no tengo la facilidad que tienes tú para desglosar, y narrar tus cuentos.

Pero entiendo lo que me cuentas de tu amor que parece ser que cuando crees que más cerca te encuentras de él, es cuando más lejos estas en realidad.
Creo que de cierto modo a todos nos ha pasado alguna vez, no siempre es fácil comprender el amor, aunque pareciera tan fácil, quizás si nos dejáramos guiar solamente por el sentir, porque el amor lo único que quiere es dar, dar, darse, somos nosotros los que ponemos las barreras, el sentimiento no entiende de perjuicios, de obstáculos, no entiende de nada, ni le importa nada, lo único que quiere es darse… Entiendo que ese sentimiento sin cumplimiento te queme y te ahogue, por lo ambiguo de la situación, sé de tu incertidumbre, de tu desolación, del miedo de aceptarlo, frente a frete y disimular todo en un escrito. ¿Pero porque no le dices?¿ porque no le explica, cuéntale lo que me dijiste a mi, que sin el ya no puedes respirar, que las caricias se te resbalan de las manos al no poder dárselas.
Cuéntale del infierno de lo largo de los días, sin saber de el, cuéntale de la grandeza de tu sentir, cuéntale, cuéntale, que si el aun no ha encontrado el amor, a ti ya te tiene presa.

Espero encuentres sosiego, a tu sentir, te deseo lo mejor.
Muchos saludos, tu amiga de siempre.

1 comentario:

Rocío dijo...

Es una pena dejar pasar una oportunidad por no hablar, siempre hay que intentarlo, si sale mal habremos hecho lo que estaba de nuestra mano y si lo logramos seremos felices.

Estupendo encontrarte.

Rocío