Seguidores

jueves, 18 de septiembre de 2008

Aprovechas lo que tienes.

Cuánto tienes a tu alcance para hacer algo no es ni por asomo tan importante como lo que decidas hacer con ello.
Muchísima gente que se volvió espectacularmente exitosa, comenzó sin otra cosa que sus deseos y su compromiso.
Y hay muchos otros que, a pesar de haber tenido todo a su favor, terminaron consiguiendo muy poco.
La carrera no se gana en la línea de partida.
Aunque contar con algunas ventajas puede ayudar, lo que realmente importa no es lo que se tiene sino lo que se hace con ello.
Si pretendes que se te presente la situación ideal, el trabajo ideal o la oportunidad para el negocio ideal, te quedarás esperando durante un tiempo terriblemente largo por algo que, en realidad, no vale la pena esperar tanto. Lejos de añorar la situación ideal, ponte a trabajar con lo que tienes a tu alcance aquí y ahora. Mientras los demás esperan por algo que probablemente nunca tendrán, tú puedes ir avanzando aprovechando aquello que ya tienes a tu disposición.
Los mejores recursos son aquellos que puedes utilizar con efectividad para perseguir tus metas y tus sueños. Y puedes utilizar aquellos que tienes. Aunque lo que tengas pueda estar lejos de ser el ideal, es justo lo que necesitas para avanzar.
Aprovecha lo que tienes, y estarás avanzando con firmeza en dirección a lo que deseas, sea lo que fuere.

1 comentario:

marta dijo...

Hola! Muy bueno lo que escribiste, estoy en total acuerdo.